Sobre el Congreso Extraordinario de USI – Contra el uso ilegítimo del nombre AIT

Tras el reciente Congreso Extraordinario de nuestra Sección italiana, USI, apareció un artículo en la página web de esta organización que podría inducir a error y que nos fuerza a escribir una aclaración. USI está convocando un “Congreso de refundación de la AIT” a celebrarse en paralelo con el Congreso regular de la AIT en diciembre de 2016. Tal evento, convocado fuera de los procedimientos estatutarios de la AIT, no tendría ninguna relación con la Asociación Internacional de los Trabajadores y constituye un uso ilegítimo de su nombre.

En el pasado, la Sección italiana condenó el uso ilegítimo de las iniciales IWA (o AIT). Hace dos décadas, cuando USI se escindió y la facción escindida intentó reclamar el nombre de USI-AIT, la AIT dijo claramente que solamente la parte de USI que se atenía a nuestros principios y que fue reconocida por el Congreso de la AIT podía usar las iniciales de nuestra federación, la AIT (también conocida por sus acrónimos en inglés y español, IWA-AIT). A lo largo de los años, USI ha pedido al Secretariado de la AIT y a las Secciones que la defendieran contra el hecho de que la facción escindida usurpara su nombre y así lo hemos hecho siempre. La razón que hay tras ello es natural: solamente los que pertenezcan a la AIT (o IWA-AIT), que sean reconocidos y cumplan con los estatutos y deberes de las Secciones miembro (p.ej., pagar sus cuotas) deben usan el nombre. Todos los demás solamente confunden si afirman ser parte de esta federación a la que, de hecho, no pertenecen.

Las cosas tienen ahora un aspecto diferente. USI está convocando un Congreso de escisión, que coincide con el Congreso legítimo y estatutario de la AIT; está usurpando el nombre de la Asociación Internacional de los Trabajadores y esto puede llevar a error a otras personas y organizaciones. Este uso de las iniciales IWA o AIT es simplemente tan ilegítimo como el uso de las iniciales USI-AIT por parte de la organización que se escindió de ella.

Solamente el Congreso de la Asociación Internacional de los Trabajadores puede acordar si quiere celebrar un Congreso Extraordinario y los Congresos regulares están establecidos en los estatutos. Ninguna organización singular ni facción de organizaciones puede convocar un Congreso por sí misma según los Estatutos de la AIT.

¡Por favor, cuidado!

La facción escindida quiere convocar su federación de “refundación” escindida excluyendo a la mayoría de las actuales Secciones miembro de la AIT. Quiere usurpar el nombre y buscar la legitimidad e incluso la legalización de la nueva organización escindida, a todo lo cual invita a otros a participar. Advertimos a las organizaciones en contra de verse involucradas en esta aventura, que solamente puede terminar en alguna pelea ridícula, si no es en los juzgados.

Asimismo, la facción escindida lleva ya algún tiempo sin estar al corriente de pago con la AIT, contrariamente a otros miembros. Esto también debilita cualesquiera reclamaciones que puedan formular de ser algún tipo de continuación de la Asociación Internacional de los Trabajadores.

USI y cualquier otra organización es libre de federarse con cualesquiera organizaciones que le gusten, pero no de intentar hacerse con el nombre de la federación AIT, que no se ha disuelto y que, por el contrario, está llamada a celebrar su próximo Congreso en breve plazo.

Nos hemos enterado de que USI quiere acelerar esta “refundación” propuesta y celebrar un congreso de escisión paralelo en vez de acudir al Congreso de la AIT real y asumir responsabilidades frente a la Federación que pretende refundar.

USI quiere discutir, solamente con FAU y CNT, las organizaciones que se han de invitar a la llamada federación “refundada” y hacerlo en junio. No obstante, los acuerdos de Congreso de la CNT no hacen en absoluto mención de a qué organizaciones se debe invitar para constituir una nueva federación. Lo que esto significa es que los miembros de base no han recibido ninguna propuesta ni tomado ningún acuerdo al respecto. Y de acuerdo a cómo las cosas deberían funcionar, no hay posibilidad de que tomen acuerdos sobre esto antes de junio. Y luego USI quiere una conferencia con estas organizaciones ya para septiembre.

Por comparación, las solicitudes a la AIT legítima deben ser presentadas al menos 6 meses antes del Congreso. La razón de ello es que las Secciones de la AIT deben contar con tiempo para discutir y votar todas las propuestas. Sin duda, la mayoría de las Secciones podrían hacer esto de forma más rápida, pero tendemos a mantener marcos temporales más amplios por las Secciones mayores, tales como CNT, que requieren meses para decidir cosas en el seno de sus procedimientos normales.

De ser aceptada una propuesta tal es, por tanto, bastante posible no solamente contravenir los estatutos de la AIT que afirman estar refundando, sino también otras normas.

Subrayamos que una característica fundamental del anarcosindicalismo es que todos los miembros pueden participar en la toma de decisiones y que el proceso es transparente. Por esta razón, la AIT no tiene una ejecutiva que firma organizaciones a su discreción, sino que presenta cada propuesta a la afiliación general para su consideración y acuerdo. Este proceso ha tendido a funcionar bien y asegura que todos puedan participar.

Debemos mantener estas prácticas, en vez de involucionar hacia procesos en los que tales decisiones son arrolladas y adoptadas por comités o a espaldas de la afiliación general.

Pedimos a las organizaciones libertarias que no apoyen este proceso ni participen en el uso ilegítimo del nombre de nuestra Federación.

El destino de la Asociación Internacional de los Trabajadores debe dejarse a decisión de la afiliación de base de los miembros actuales.

Idioma: 

Tipo de contenido: